Entre los temas de políticas públicas que más preocupan a todas las naciones del mundo, se encuentra la Basura porque los seres humanos cada día generamos mayor cantidad de desechos y a medida que se acumulan se hace más complicado disponer de ellos.

Por esta razón, las políticas de reciclaje han tomado tanto auge como una manera de lograr manejar la situación de generan los desechos, no solo para lograr una mejor convivencia en las urbes sino también para el cuidado del planeta.

Ahora, los resultados en este ámbito han sido muy diversos, mientras algunos tienen éxito, otros presentan dificultades. En el caso de Suecia, tenemos buenas noticias en materia de reciclaje.

Suecia recicla tanto que se ha quedado sin basura

Suecia y su trayecto en el reciclaje

Para el año 1991, cuando el tema apenas se trataba en el ámbito internacional, el mencionado país se convertía en pionero en tomar en cuenta los combustibles para el aumento de la imposición tributaria.

Así entonces se tomó la determinación de avanzar en materia de generación de energía a partir de fuentes renovables, siendo que para la actualidad se registra que la mitad de la electricidad en la nación es de este tipo de fuente.

Pero más allá de esto, el gobierno del mencionado país también fue firme en desarrollar una política de gestión de residuos adecuada para que la población lograra un compromiso con el ambiente y el cuidado del mismo.

La idea principal fue entonces promover el reciclaje y reutilización de productos, de forma tal que los residuos se gestionaran de manera correcta y esto tuvo una importante acogida tanto a nivel público como privado.

Uno de los ejemplos más relevantes en este campo ha sido el de Max Burgers, con lo siguiente:

  • En el año 2016 se lanzó Green Family, un novedoso y verde menú
  • El menú incluía opciones para la selección de comida que dejara pocas huellas de carbono
  • En la lista de opciones se incluyen alternativas veganas y vegetarianas

¿Qué ha sucedido con la basura?

Tomando a Max Burgers solo como muestra, se puede apreciar que la población sueca se encuentra totalmente comprometida al cuidado del ambiente y estos esfuerzos se han multiplicado, a tal punto que se registran cifras de más de 90% en desechos reciclados.

De esta manera, en la nación tan solo un 1% de la Basura se va a los contenedores.

La forma de lograr esto fue a través de la implementación de un sistema que cambia la basura por energía. Dicho sistema funciona a partir del empleo de comunicaciones subterráneas.

Las mencionadas comunicaciones actúan como contenedores, que a la vez trabajan con una forma de vacio automático desde las residencias, que conducen los desechos a través de las tuberías.

Así es posible lograr una disposición más adecuada de los desechos y adicionalmente se simplifican los procesos porque se eliminan los camiones recolectores.

Con todo esto, en el país, sorprenden a nivel mundial con su impecable gestión de desechos y adicionalmente se genera un rendimiento óptimo en cuanto al manejo de la basura, generando energía al mismo tiempo.

Se puede decir entonces que el país logró combinar dos aspectos importantes en uno, llegando al punto de quedarse sin basura.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here